Trucos que harán que tu casa parezca más elegante

Si te gusta que tu casa parezca muy elegante debes de saber que hay trucos que, sin tener que gastar más dinero, harán que tu casa se vea mucho más elegante y sofisticada. Algunos de estos trucos son utilizados con frecuencia por los decoradores de interiores para que, cuando sus clientes lleguen a la casa, la sientan más lujosa y más de revista.
Hoy, vamos a compartir con vosotros unos cuantos de estos trucos que se pueden poner en práctica de manera rápida y sin tener que invertir mucho dinero, cambiando totalmente el aspecto de tu casa para aportar algo de distinción.

#1 Las fundas nórdicas se combinan con muchos cojines

Es un truco que ya tiene su tiempo pero que funciona muy bien. Los cojines dan sensación de elegancia y hacen que la cama tenga un aspecto mucho más atractivo. Además, las fundas nórdicas, incluso las más bonitas y vistosas, tienen el defecto para muchas personas de que no hacen la cama de una forma clásica, y eso es un punto débil para quienes quieren un aspecto más formal de la cama. Los cojines ocultan las imperfecciones de una cama deshecha o no perfecta y hacen que la cama tenga un aspecto más tradicional.

#2 Las alfombras de pelo largo

Durante mucho tiempo fueron rechazadas por ser consideradas sucias pero, las aspiradoras tan potentes que hay en la actualidad, han hecho que la gente pierda el miedo a tenerlas en el hogar. Son elegantes, muy cálidas y quedan perfectas sobre todo en invierno, siendo ideales para que los niños jueguen sobre ellas o para caminar descalzos por la casa.

#3 Las mantas plaid ‘estudiadamente’ colocadas

Pueden ser el punto que marque la diferencia en un sofá o sobre una cama. Las mantas plaid, en especial las de pelo, son elegantes y dan clase y sofisticación a tu casa.
Pero, además, son muy útiles y pueden usarse para taparse mientras se ve la tele o para sentarse en la cama sin rozar la colcha.

#4 Las cortinas muy largas y desde el techo

Siguen estando de moda. Las cortinas ya no son a ras del suelo, sino que arrastran tanto como se quiera. Esto permite no tener que adaptar los largos, lo que es muy cómodo, aunque también hace que se manchen con más facilidad. Sin embargo, si quieres que tu dormitorio o tu salón se vean muy elegantes, no puedes menos que poner unas cortinas varios centímetros más largas.
Además, si las cuelgas desde el techo hará que la habitación parezca mucho más alta y, por lo tanto, de mayor calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Web realizada por Publicidad y Marketing