Trucos para ahorrar en el hogar


La luz supone uno de los gastos más importantes del hogar. Cada vez más ya que su precio sube. Saber cómo ahorrar en luz es fundamental para la economía familiar y por eso vamos a comenzar con algunos consejos en este sentido:

– Cambia tus luces de ahorro por iluminación LED. Las luces LED suponen un gran ahorro en la vivienda. No solo consumen mucho menos, sino que también duran muchísimo más. Te olvidarás de estar siempre cambiando bombillas que se han fundido y tendrás la cantidad de luz que necesitas en cada habitación por mucho menos dinero. Por supuesto, también es importante tener estores o cortinas que te permitan aprovechar al máximo la luz del día.

– Si renuevas tus electrodomésticos apuesta por los de bajo consumo. Cambiar de golpe todos los electrodomésticos no compensa el ahorro que se va a producir, pero sí que lo compensa el ir sustituyéndolos poco a poco según se van estropeando o se quedan obsoletos. Cuando todos tus electrodomésticos sean de bajo consumo verás como sí notas la diferencia.

– ¿Tienes calefacción eléctrica? Tal vez sea el momento de cambiarla. La calefacción eléctrica era una buena opción en otros tiempos. Los acumuladores permitían consumir electricidad en las horas en las que el precio de la luz era más barato y daban calor cuando hacía falta en la casa. Pero ahora, incluso así puede salir cara si se utiliza muchas horas al día. La calefacción eléctrica solo es buena opción para viviendas en las que se está pocas horas y no se utiliza la calefacción durante mucho tiempo porque el clima no lo exige así.

Trucos para ahorrar agua

El agua es un bien cada vez más escaso. Ahorrar en agua es más fácil de lo que parece. Estos consejos te ayudarán a conseguirlo.

-Instala difusores en todos los grifos. Así, aunque salga menos agua tendrás sensación de que es más y la aprovecharás mucho mejor.

-Tu cisterna, con doble botón. Así podrás elegir si realizar media descarga o una descarga entera. Si no tienes una de estas cisternas siempre puedes recurrir al viejo truco de colocar una botella de dos litros dentro de la cisterna.

– Si vives en una vivienda unifamiliar y vas a reformar tu baño o a crearlo de cero puedes aprovechar el agua de la ducha para que se almacene y se reutilice en la cisterna del baño. Te sorprenderá la cantidad de litros que vas a ahorrar al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Web realizada por Publicidad y Marketing