Pladur: el material de los mil usos

Las placas de yeso laminado, comúnmente conocidas como pladur, son unos de los materiales más empleados en construcción en los últimos años para levantar tabiques y dividir espacios en el interior de una vivienda nueva o que está siendo reformada integralmente. Como especialistas en trabajos de pladur en Sevilla, recomendamos este material en la mayoría de los proyectos, dado que su colocación es rápida y no genera demasiados desperdicios.

Atrás quedó el mito que afirmaba que el pladur era un material poco resistente. Nada más lejos de la realidad. Más bien al contrario. Aunque por separado los materiales que lo forman pueden clasificarse como “frágiles”, si la colocación la realiza un profesional estos tabiques pueden aguantar estanterías, sanitarios o muebles suspendidos, entre otros elementos. Además, ofrecen cualidades con las que los tabiques tradicionales no cuentan como un alto poder de aislamiento (hay placas especiales) y la facilidad para colocar instalaciones en su interior (a través del hueco que se forma entre las dos placas que constituyen las dos caras del tabique).

Un sinfín de aplicaciones

Uno de los puntos fuertes del pladur, junto a su precio, rapidez y limpieza de colocación, es la multitud de aplicaciones que ofrece, pudiendo utilizarse tanto en paredes, techos como en decoración. A continuación vamos a desgranar uno a uno todos ellos.

Tabiques: dos son las razones básicas para levantar una nueva pared con este material: o bien que haya que crear un nuevo espacio por algún tipo de necesidad, o bien porque se desee dar un nuevo aspecto a alguna habitación, incluyendo cocinas y baños, pues actualmente en el mercado hay placas que admiten un alicatado encima con total seguridad.

Aislamientos: la propia forma de colocación de las placas de yeso laminado favorece la capacidad aislante que ya de por sí tiene este material, pues en el hueco que queda entre ambas planchas se pueden colocar aislantes térmicos o acústicos especiales como lana de roca o poliestileno expandido.

Techos técnicos: son aquellos falsos techos que se instalan por debajo de la cubierta real por razones tan variadas como ocultar algún problema de humedad, por cuestiones de aislamiento o para colocar sobre él alguna instalación de electricidad o canalizaciones.

Muebles y estanterías: es uno de los usos más extendidos para decoración. Estas placas permiten crear muebles de mampostería completamente a medida y se adaptan a cualquier rincón de tu hogar por pequeño que sea. Por eso, si tienes una vivienda pequeña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Web realizada por Publicidad y Marketing