Los 7 errores más frecuentes al pintar una vivienda

La primavera y el verano son una de las mejores épocas del año para pintar una vivienda. Se trata de una pequeña reforma muy económica pero que afecta notablemente en el aspecto del hogar. Además, es más que recomendable hacerlo cada dos o tres años por higiene, pues las paredes con el paso del tiempo acumulan suciedad y polvo. No obstante, aunque se trata de una operación sencilla y que a priori todo el mundo puede realizar, como nos comentan desde Reformas Huelva, son pocas las personas que conocen los errores que con mucha frecuencia se producen al realizarla.

Antes de comenzar a enumerar los fallos más habituales debemos señalar que muchos errores se deben a una mala elección del color, bien por una elección equivocada o bien por apostar por una paleta bastante amplia.

¿Techos blancos? Aunque el blanco es el color por excelencia a la hora de pintar un techo, muchas personas apuestan, con acierto, por otros tonos para romper la monotonía de esta parte esencial de cualquier habitación. Por ejemplo, el beige o el blanco roto son dos colores muy útiles para dar un toque diferente sin perder claridad. En cambio, si tienes estancias con los techos muy altos y quieres “bajarlos” debes apostar por colores más oscuros, que aparte de ayudar a reducir esa impresión visual contribuyan a dar más personalidad a la estancia. ¡Hay vida más allá del blanco!

Un color omnipresente. El contraste de colores aporta frescura y una identidad propia a los espacios. Aléjate de dar una imagen monótona y aburrida de la vivienda. Arriesga y apuesta por buscar algún elemento que destaque (cortinas, ropa de camas, muebles, alguna pared…). Es un error emplear el mismo color para todas las paredes de un inmueble, eso no hará otra cosa que convertirlo en algo monótono y aburrido. Abusar del blanco, aunque sea en estancias reducidas, no es nada recomendable. Hay todos claros con los que se puede conseguir un aspecto más cálido (cremas, vainillas, marfiles…).

No abuses del color. Una cosa es intentar romper la monotonía y otra muy distinta aplicar el mismo color en toda la casa, aunque sea tu paleta preferida. Lo mejor es utilizar tonalidades cromáticas compatibles pero que no causen demasiado contraste. El abuso de un determinado color puede producir “empacho” y cansancio a la vista. El objetivo es conseguir armonía pero con cierto contraste entre una habitación y otra. ¿Conoces la regla de 60-30-10? Se trata de un recurso muy utilizado en decoración que apuesta por un color primario (usado en el 60% de las superficies), uno secundario (30%) y uno complementario para detalles (10%).

Un color por habitación. Desde Reformas Huelva defienden que es bueno que haya cierta “conexión” entre habitaciones, para que no parezca que cada una pertenece a una vivienda distinta. Dicho contraste desmesurado contribuirá a dar una sensación poco confortable. Por eso, un abuso del color puede ser contraproducente para el descanso. Actualmente, en Internet se pueden encontrar aplicaciones para ver cuál va a ser el resultado final de elegir un determinado color.

Un mal acabado. Si tienes dudas entre varias pinturas no hay nada mejor que hacer una pequeña prueba con una muestra del producto antes de comprar la cantidad necesaria para pintar la estancia completa. No hay que olvidar que existen pinturas con acabado brillante y otras de terminación mate que pueden cambiar la tonalidad según la intensidad de la luz (bien sea de día o de noche).

Conformarse con lo tradicional. Aunque a estas alturas del artículo ya se te ha ocurrido algún cambio que introducir en tu vivienda, si aún estás pensando en apostar por los colores “de toda la vida” es que algo no hemos hecho bien. NO creas que hacen falta tonos muy subidos, pero siempre es bueno ampliar la selección de colores para dar un toque más personal. No hace falta que pintes diferente toda una estancia, tan solo con una pared puede ser suficiente para sorprender y transformar un ambiente. ¡Así de fácil!

Todo plano y liso. Por último, señalar el error que supone pintar todas las paredes de forma plana, pues una de las tendencias actuales de decoración es decorar alguna pared con elementos geométricos o con siluetas como paredes, casas, árboles, etc. Consulta en Internet y déjate sorprender. Además, no es tan difícil de hacer como piensas. ¡Atrévete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Web realizada por Publicidad y Marketing